El IMPLAN busca asesorar un crecimiento organizado

Comitán, Chiapas a 18 de febrero de 2016.- Por instrucciones  del Lic. Mario Antonio Guillén Domínguez, Presidente Municipal, el Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN),concluirá el Plan Municipal de Desarrollo Urbano que consiste en prever lo que podría pasar en el territorio de Comitán dentro de los próximos 20 años, e indicar las medidas a tomar para que toda la región continúe siendo sustentable.

Es un plan señero y es que por primera vez se planeó no sólo de las fronteras de la ciudad hacia adentro sino también de los límites hacia afuera, hasta abarcar todo el municipio y localizar a 12 comunidades intermedias para ser fortalecidas y que logren agrupar a las poblaciones más pequeñas que tiene Comitán alrededor.

Fuimos más allá porque no hay sustentabilidad para ninguna ciudad sino hay sustentabilidad en la región, hasta la cuenca del Río Grande y Montebello de manera que se plantee tipo urbano y rural para establecer estrategias para solucionar el problema de Montebello que es a largo plazo”, comentó la Arquitecto María del Rosario Bonifaz Alfonzo, Directora del IMPLAN.

En esta propuesta, el reto es que nadie carezca de los servicios básicos, uno de ellos es el agua, que las obras nuevas de crecimiento cuenten con calles, del tamaño suficiente para la circulación de cualquier vehículo.

Por ejemplo, alertar a las siguientes administraciones que en algún  momento se tendrá que montar una planta de tratamiento de aguas residuales por Chichimá, con el objetivo que pueda recibir el drenaje de todo el crecimiento en esa zona de la ciudad.

Otra de las sugerencias que maneja este plan, es que su crecimiento sea hacia el sur u oriente de una forma ordenada a mediano y largo plazo.

Asimismo, para solucionar el problema de contaminación que padece el Río Grande y los Lagos de Montebello, la principal causa está en la zona media de la cuenca, parte de ella se debe a la deforestación de casi 26 mil hectáreas y que están dedicadas a la agricultura de hortalizas, principalmente de tomate que, por la erosión del suelo se deslava y se va hacia el cauce del Río Grande.

Colaboran además todos los invernaderos que vierten sus desechos en el río, todo eso hace que el oxígeno que hacía tan transparente y contribuía al color de las lagunas desaparezca y en su lugar ingresen a su sistema fósforo, nitrógeno, sulfatos, lodo y todo esto favorece el crecimiento de algas microscópicas que son las que muestran el cambio de coloración.

Junto con la Universidad Autónoma de México (UNAM), el IMPLAN realiza un estudio cuyo resultado se dará a conocer en julio de este año con el objetivo de brindar soluciones a largo plazo.

Los resultados previos sugieren que hay mucho trabajo con los habitantes de la cuenca para que comiencen a producir de una forma diferente, evitar la siembra de hortalizas y comenzar a sembrar cítricos, árboles frutales, maderables y maguey que son plantas que regeneran suelos.

El apoyo del Lic. Mario Antonio Guillén Domínguez, ha sido decisivo para que el IMPLAN dé continuidad a los trabajos que se vienen realizando para la ciudad.

 “Esta es una función que hacen todos los implanes del país, que nuestro presidente haya comprendido esta necesidad habla de su visión, que autorice los estudios preliminares para los proyectos que fortalecerán el desarrollo y ordenamiento de la ciudad, en cuanto al embellecimiento de la misma” puntualizó Bonifaz Alfonzo.