A más de tres años de que el Gobierno de Chiapas autorizara 450 mil pesos para un nuevo panteón en San Benito, Puerto Madero, donde las olas del mar se llevan los restos mortales del actual cementerio, los pobladores exigen al gobierno Municipal que libere los recursos; también piden que se aclare si el expresidente Samuel Chacón dispuso del dinero o en caso contrario es la administración de Neftalí del Toro Guzmán.

La población de Puerto Madero, con más de 14 mil habitantes, enfrenta desde hace muchos años el problema del cementerio, ya que por la cercanía del mar y de que este ganara terreno firme, las olas se han llevado ataúdes completos, restos de osamentas y de tumbas. Por ello, cuando se autorizaron los recursos para un nuevo panteón, los pobladores se dieron a la tarea de buscar el terreno idóneo, luego de encontrarlo, están a la espera que se pague, y pueda empezar a funcionar el nuevo panteón.

Hay que recordar que en mayo del 2015, el mar de fondo afectó palapas y viviendas, en ese entonces el presidente municipal era Samuel Chacón -hoy diputado federal-; además ese fenómeno natural socavó varias tumbas, por lo que se solicitó la donación de un terreno y fue a través del gobierno del Estado que se liberaron 450 mil pesos para tal fin y para que se edificara un nuevo panteón.

Las autoridades locales han dado larga, y sin motivo alguno no dan respuesta del porque no hacen la compraventa si existe un recurso destinado para este fin, ya está etiquetado y no puede ser utilizado para un uso diferente.

 

Con información de Cuarto Poder