Tan sólo el domingo 1 de julio, día de la jornada electoral, se reportaron al menos 138 agresiones y 7 asesinatos en 26 entidades, detalló Rubén Salazar, director de esa consultoría.

El proceso electoral 2017-2018 es el más violento en la historia reciente de México y el saldo final es de 152 políticos asesinados, de los cuales 48 eran precandidatos y candidatos a puestos de elección popular.

De acuerdo con el Séptimo Informe de Violencia Política en México 2018 de la consultoría Etellekt,que dirige Rubén Salazar, del 8 de septiembre de 2017, cuando inició el proceso electoral, al día de los comicios este 1 de julio, se registraron 774 agresiones contra políticos.

De esas agresiones, 20 por ciento fueron asesinatos; 36 por ciento amenazas e intimidaciones; 16 por ciento agresiones físicas; 8 por ciento agresiones con arma de fuego; 8 por ciento atentados contra familiares de políticos; 5 por ciento asaltos con y sin violencia; 4 por ciento secuestros y 3 por ciento heridos por arma de fuego.

Además, hubo agresiones contra 429 funcionarios no electos, es decir, cuyos cargos no dependían de los procesos electorales. De ellos, 371 fueron asesinados.

Los 523 asesinados en el periodo electoral (152 políticos y 371 funcionarios) representan el 2.5 por ciento del total de homicidios dolosos registrados en todo el país de septiembre de 2017 a mayo de este año, donde se reportaron 20 mil 439 casos; es decir, durante ese periodo, de cada 100 homicidios dolosos, más de dos fueron contra políticos o funcionarios.

Esa violencia abarcó las 32 entidades federativas y a 566 municipios del país, más del 23 por ciento del total. De los 152 políticos asesinados, 28 eran precandidatos y 20 candidatos: 15 aspiraban a un cargo municipal, 4 a diputaciones locales y uno más a una diputación federal.

Tan sólo el domingo 1 de julio, día de la jornada electoral, se reportaron al menos 138 agresiones y 7 asesinatos en 26 entidades. Rubén Salazar, director de Etellekt, advirtió que esta situación “puede comprometer a futuro la seguridad personal de las nuevas autoridades electas y funcionarios, principalmente a nivel municipal”.

 

Con información Aristegui