Golpe Bajo

b_400_200_16777215_00_images_opinion_septiembre_GOLPE-BAJO-JULIAN88.jpg

JULIÁN NAZAR EN EL PRI: EL COYOTE CUIDANDO A LAS GALLINAS

Carlos Melchor. Areópago. Tuxtla Gutiérrez. - Apodado El talibán por sus métodos violentos para conseguir sus propósitos liderando a grupos de porros armados y golpeadores, Julián Nazar Morales fue ungido dirigente estatal del PRI el 7 de septiembre de 2017 en una turbia maniobra operada por el senador Roberto Albores Guillén.

Fue un abuso cupular que mucho ofende a la militancia priista que, hasta el hartazgo de imposiciones en su partido, exigía sangre nueva para encarar el proceso electoral de 2018. Hoy el PRI, con Nazar a la cabeza, prácticamente ha entrado al cuarto de terapia intensiva listo para recibir el sacramento. –

Precedido de una fama pública obscura y con una estúpida idea de lo que es el oficio político pues en su escasísima cultura cree que todo se resuelve a golpes, a punta de pistola o con un garrote en mano, Nazar ha provocado un cisma en el PRI que traerá consigo una desbanda priísta fortaleciendo a los partidos de oposición. –

La iglesia se ha puesto en manos de Lutero. Con Nazar en el PRI es como poner al coyote a cuidar a las gallinas o, en otro dicho, darle las llaves de la casa al ladrón. –

Una investigación realizada por Areópago desvela un escandaloso asunto de presunta corrupción en el paso de Nazar Morales por la secretaría del campo del gobierno de Chiapas.

Si en México la ley se aplicara como en China, por ejemplo, Nazar no sería dirigente del PRI ni hubiera sido diputado federal, sino estaría a punto de ser decapitado porque allá la corrupción se castiga con la pena de muerte. Pero estamos en México. -

Autoridades fiscalizadoras aplicaron cuatro auditorías a la gestión de Nazar Morales en la secretaría del campo y en ellas se ha detectado un desfalco global de casi 90 millones de pesos. Esos expedientes han sido turnados a órganos jurídicos estatales y Nazar tiene dos opciones: o devuelve el dinero o va a la cárcel. –

Apoyos no entregados a beneficiarios, erogaciones no justificadas y comprobaciones irregularidades y bajo sospecha son, entre otras, las aristas que descubren la rapiña que habría cometido Nazar Morales en esa dependencia cuya misión es impulsar el desarrollo agropecuario y la paz social consolidando la actividad humana y económica en Chiapas. –

Las auditorías son la 139/2014; 078/2015; 110/2015 y 122/2014. En ellas se desglosa con puntualidad las irregularidades cometidas por Nazar en distintos programas, sobre todo en paquetes tecnológicos, sistema de riego, implementos agrícolas y el programa integral de desarrollo rural. –

Las pesquisas arrojaron que, en la primer auditoria, hay un monto total observado de 10 millones 775 mil 475 pesos con 7 centavos. En la segunda, 9 millones 911 mil 400 pesos. En la tercera, 34 millones 254 mil 788 pesos con 85 centavos. Y en la cuarta, un monto observado de 598 mil 400 pesos. –

Redondeado da un gran total observado de 89 millones 794 mil 852 pesos con 92 centavos. Es decir, los apoyos destinados a los productores jamás llegaron a sus manos. ¿En dónde están esos dineros? Obvio.

PODREDUMBRE

En abril de 2015, diversas auditorías practicadas a la administración de Nazar Morales al frente de la Secretaría del Campo revelaron que existía un desfalco al erario superior a los 200 millones de pesos, aseguró el líder campesino Martín Ramos Castellanos en entrevistas periodísticas. -

Nazar Morales dejó el cargo en enero de ese mismo año luego de dos años al frente de una de las dependencias gubernamentales que mayores recursos maneja por el número de programas y la cantidad de personas que en Chiapas se dedican a las actividades relacionadas con el campo.

Desde siempre, organizaciones campesinas y sociales demandamos transparencia en el manejo de los recursos financieros a cargo del ex funcionario, dijo Ramos Castellanos, “pero intensificamos nuestra exigencia motivados por lo intempestivo de su salida, lo gris de su actuación y los intereses personales que él mantenía en la secretaría”.

Según el líder campesino, hay investigaciones que demuestran que, en efecto, el priísta defraudó a la Secretaría del Campo por una suma millonaria en perjuicio de los campesinos chiapanecos y los recursos públicos.

Indicó que existen documentos que muestran el desfalco y que ya se encuentran en poder de la Auditoría Superior de la Federación para que proceda de acuerdo a la ley. Sin embargo, hasta ahora sigue en la impunidad.

MÁS SUCIEDAD

En su momento, Areópago documentó el borrascoso desempeño del hoy dirigente del PRI en Chiapas. Según Nazar Morales, como funcionario él bajó 553 millones para llevar apoyos a los hombres del campo chiapaneco. Lo que no revela Nazar es en dónde están esos 553 millones ni cómo se invirtieron.

Fuentes allegadas al reportero revelaron que ese dinero fue enviado al grupo empresarial Palacios y Asociados, cuya presidenta del Consejo de Administración es Luz María Palacios Farrera, esposa de Julián Nazar.

El cuñado de Nazar, Oliverio Palacios, es quien presuntamente se quedó con todos los recursos a través de su empresa y manejarlos a su antojo. Esta enorme cantidad de dinero jamás llegó a los hombres del campo ni se invirtieron en programas agropecuarios. –

A Nazar se le recuerda como el cargador de maletas y quien boleaba los zapatos del insigne político de la frailesca Germán Jiménez Gómez. En el gobierno de Absalón Castellanos Domínguez, integrando a una pandilla de revoltosos, Nazar estuvo en la cárcel larga temporada por delitos graves del fuero federal.

Nazar se compara a sí mismo al Cid Campeador y al Quijote de La mancha. Eso revela los grados que ha alcanzado su locura. –

Ese es el dirigente que hoy tiene el PRI en un franco atropello al sentimiento de la militancia. En otras entregas daremos más detalles. –