SÓLO PARA ENTERADOS

b_400_200_16777215_00_images_SOLOPARAENTERADOS.jpg

Húbert Ochoa (Twitter: @huberochoa)

* INGRATOS RECUERDOS

* LA PROPUESTA DE ENOC HERNÁNDEZ

* JOSEAN TIENE LISTA SU RENUNCIA

 

De Absalón Castellanos Domínguez a Pablo Salazar Mendiguchía los brazos más tétricos del orco comprimieron a Chiapas hasta provocar su estrangulamiento.

Violaciones recurrentes a los Derechos Humanos, sangre en los surcos, asesinatos, secuestros y robos en las ciudades y rapiña a las cajas públicas de los chiapanecos constituyeron un panorama punzante.

Antiquísimamente olvidado, Chiapas fue agarrotado en una atmósfera de violencia; permaneció polarizado por distintas fuerzas, por el sectarismo religioso y, por supuesto, por el zapatismo que con singular astucia tendió sus redes para hacer de la manipulación una vitrina que le permitió supervivencia y la simpatía de organismos internacionales ligados a la subversión que lo manosearon como a una ramera insatisfecha.

Al atraso social se añadió el fanatismo y la impunidad. Conflictos postelectorales, invasiones de tierras, presencia paramilitar, sangrientos choques fratricidas y un depravado manejo ideológico de la iglesia católica y de hordas protestantes conformaron un statu quo resultado de la indolencia oficial hasta transformar a la entidad en tierra de nadie.

Recuerdo una cabeza de El Universal por esos años que decía: Chiapas, en los linderos de una guerra civil.

El influyente diario había mandado aquí a una legión de reporteros para efectuar profunda investigación sobre la situación social que remató con esa memorable titular. El general Castellanos, gobernador a la sazón, sufrió un súbito aumento de presión arterial al leer tan brutal encabezado. Su médico de planta hubo de incrementarle la dosis de amlodipino, recetándole además el tafil de 1.0 para aliviar su intranquilidad.

SECRETO A VOCES

La pereza gubernamental incubó bandas que se dedicaron al asalto y al homicidio. La organización “Los Chinchulines” alcanzó celebridad no sólo por la crueldad en la operación de sus militantes, sino porque en su momento fue un secreto a voces que sus dos principales promotores eran paradójicamente Walter León Montoya y Rafael Ceballos Cancino, quienes fungían como diputados federales por el Partido Revolucionario Institucional.

Paz y Justicia, Máscara Roja y MIRA fueron otras falanges delictivas que sentaron su hegemonía en las comunidades norteñas de la entidad. El 21 de diciembre de 1997 el diario La Jornada desnudó la relación entre grupos paramilitares y el gobernador Julio Cesar Ruiz Ferro, lo que significó una macabra premonición del genocidio de Acteal pues a los pocos días 45 indígenas fueron masacrados en ese poblado en un hecho que conmovió al mundo.

SALAZAR

Pocas veces en la historia moderna de Chiapas la detención de un individuo había provocado tantas reacciones espontáneas de júbilo. Pablo Salazar Mendiguchía, vil y malvado como o un basilisco, logró conjuntar en su contra a una generosa cascada de hombres y mujeres que aplaudieron radiantemente su encarcelamiento, son esas mismas personas a quienes el ignominioso sujeto mandó a prisión, a quienes privó de sus libertades más preciadas, a cuyas familias mandó al ostracismo.

Ya se ha dicho, pero bien vale la pena reiterarlo: el encarcelamiento del loco Torquemada nada tuvo qué ver con cuestiones políticas, sino con un desempeño público que contaminó con corrupción repugnante. Esa aprehensión, además, macizó la vigencia de la ley por ser un certero golpe a la inmunidad.

Carlos Tapia Ramírez, presidente de la Sociedad Civil del Soconusco y del Consejo Regional de Damnificados de Stan, acérrimo acusador de los agravios de Salazar Mendiguchía, en su oportunidad entregó a Sólo para enterados un documento rico en adjetivos y contundente en sus aseveraciones, pues fue una recopilación de los sentimientos de esa sociedad que en ese sexenio fue víctima de los más infernales ultrajes.

Decía el documento: Con la detención del ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía se reafirma el respeto al estado de derecho para beneplácito de la sociedad chiapaneca y cierra el paso a prácticas corruptas y a la impunidad como ejercicio de gobierno.

Es inconcebible tanta maldad y perversidad que Pablo propinó a los chiapanecos durante todo un sexenio, al que mantuvo prácticamente bajo secuestro, en virtud a la violación sistemática de los derechos y garantías individuales, así como la aplicación de una “ley selectiva”  en contra de ciudadanos indefensos a los que se les prefabricaban delitos para encarcelarlos, de esto dan cuenta ciudadanos, líderes  de organizaciones sociales, campesinos, indígenas, estudiantes, magisterio, damnificados, ex funcionarios, periodistas y editores como los padecidos por directivos de los diarios Cuarto Poder de Tuxtla Gutiérrez y EL Orbe de Tapachula, reprimidos y encarcelados de manera injusta.

El “gobierno pablista” fue una pesadilla y constituye un episodio negro, el más condenable y repudiable que se tenga memoria. Nunca más fariseos al poder. Puesto que Pablo Salazar Mendiguchia llegó al poder con engaños e hipocresías, con la Biblia en la mano, con su séquito de “pastores” con la “buena nueva”, del “Mesías” hecho poder, para condenar a todo un pueblo, entre ellos seres vulnerables, hombres, mujeres y niños, a la más infame de las orfandades sociales y económicas, utilizando la palabra divina, simulando ser el portador de la “esperanza deseada”,  que solo sirvió para saciar sus más bajos instintos de poder, para hacer el mal, amasando riquezas mal habidas, en consecuencia constituyendo el origen de su  enriquecimiento explicable”.

Todo eso afortunadamente hoy sólo forma parte de un lúgubre recuerdo. Se trata de una historia que jamás tendrá cronograma en Chiapas. Y el tirano amenaza con regresar por sus fueros.

NORTES

ENOC Hernández Cruz, acuerpado de la fracción parlamentaria del Partido Mover a Chiapas en el Congreso local, lanzó este jueves una propuesta con eminente sentido humanitario. Mientras algunos políticos lucran con la tragedia sólo para salir en la fotografía, el líder del partido morado dio, una vez más, franca demostración de sensibilidad ante el dolor del prójimo. Pide reducción en el financiamiento de los partidos políticos y esa lana se vaya a la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto del 7 de septiembre. Serían algo así como 150 millones de pesos. Ojalá le tomen la palabra…POR los rumbos de la secretaría del campo ya está la renuncia sobre el escritorio. José Antonio Aguilar Bodegas es un político con carisma y de experiencia a quien el Torquemada Salazar le robó la elección en 2006. Ahora va con todo. Tiene ánimos renovados y sacó juventud de su pasado. JOSEAN romperá con el mito de que nunca las segundas vueltas han sido mejores. Y ya verán porqué partido…EL alfaquí de la política Julián Nazar Morales va a dejar huella en el PRI. Ha tomado el toro por los cuernos porque, en efecto, encontró un partido en ruinas. Para empezar, ya mandó quitar las rejas que cercaban el edifico de Santo Domingo porque, dice, el PRI es de los priistas y sus puertas deben estar abiertas. Genial eso…ES TODO.