EU plantea acabar el TLCAN en 5 años; Trudeau llega a México

b_400_200_16777215_00_images_mundo_octubre_Canda-llega-mexi333.jpg

Ciudad de México (Sin Embargo).- El Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, arribó este día al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para iniciar una visita oficial a invitación del Presidente Enrique Peña Nieto.

El canadiense pisa suelo mexicano en medio de la cuarta ronda de renegociación del TLCAN que pasa por uno de sus momentos más tensos tras declaraciones del Presidente estadounidense, Donald Trump, sobre la posibilidad de establecer un acuerdo comercial bilateral Canadá-Estados Unidos que excluiría a México e implicaría el abandono del acuerdo.

Trudeau arribó junto con su esposa Sophie Gregoire. El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, y el subsecretario Carlos Sada los recibieron en la terminal aérea.

Esta es la primera visita que Trudeau realiza a México y responde a la que el Presidente Enrique Peña Nieto hizo a Ottawa en junio de 2016.

Justin Trudeau, Primer Ministro de Canadá, y su esposa Sophie Gregoire, arribaron al aeropuerto capitalino para iniciar una visita oficial. Foto: Diego Simón Sánchez, Cuartoscuro

La visita de Trudeau a México coincide con la cuarta ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Foto: Diego Simón Sánchez, Cuartoscuro.

De acuerdo con una nota publicada por Bloomberg, los negociadores estadounidenses presentaron una propuesta de una “cláusula de caducidad” o “cláusula ‘Sunset'” para que el TLCAN expire en cinco años a menos que las partes acuerden extenderlo, según dos fuentes familiarizadas con las conversaciones.

La propuesta fue presentada a un pequeño grupo de negociadores, según las fuentes, que pidieron no ser identificadas, porque las negociaciones son privadas. La Casa Blanca se negó a comentar sobre las conversaciones del TLCAN y la oficina de prensa no respondió inmediatamente a una solicitud de comentario.

Canadá y México rechazaron la idea de una cláusula de caducidad después de que el Secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, lanzó la idea el mes pasado, diciendo que inyectaría tanta incertidumbre para las empresas que podría perjudicar la inversión a largo plazo, sin embargo, se volvió a poner sobre la mesa en esta cuarta ronda.

La idea de crear una cláusula ha sido una de las propuestas más polémicas para el pacto. Desde hace meses, Donald Trump amenazó con salir del acuerdo comercial si no obtiene términos favorables para su país.

La cuarta ronda de negociaciones del TLCAN inició el miércoles en Washington y finalizará el martes 17 de octubre.

INCERTIDUMBRE EN SECTOR AUTOMOTRIZ

La industria de autopartes de Estados Unidos podría perder hasta 50 mil empleos si se pone fin al TLCAN y las empresas deben pagar aranceles más altos por enviar productos a México y Canadá, según un nuevo estudio divulgado el jueves.

Negociadores de Estados Unidos, Canadá y México están reunidos en Arlington, Virginia, esta semana para una cuarta ronda de revisión del acuerdo de 23 años, que permite el movimiento de vehículos y de partes por las fronteras de los tres países sin pago de aranceles.

Donald Trump ha criticado el TLCAN por mover puestos manufactureros del país a México y ha prometido abandonar el pacto o revisarlo para reducir el déficit comercial de la nación, de 64 mil millones de dólares, con su vecino del sur.

Sin embargo, poner fin al TLCAN resultaría en una reversión completa de los aranceles bajo las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), según un estudio del Boston Consulting Group, financiado por la Asociación de Fabricantes de Motores y Equipos (MEMA, por su sigla en inglés). La industria estadounidense de autopartes emplea a cerca de 870 mil trabajadores.

A México y Canadá les iría mejor porque ambas naciones anteriormente ya cobraban aranceles más altos que Estados Unidos y regresarían a esos niveles. Y sin otro incentivo comercial para ensamblar en Estados Unidos fuera de evitar el arancel de 25 por ciento en camiones, más producción completa de vehículos migraría a países de costos bajos, como China, según expertos del sector.

La pérdida de puestos podría ascender a hasta 24 mil si las renegociaciones llevan a requerimientos por contenido de América del Norte y específicamente Estados Unidos, según el estudio.

EU EL PRINCIPAL MERCADO DE MÉXICO

Con el TLCAN la industria automotriz mexicana se consolidó como uno de los principales pilares del crecimiento económico al representar el 3.0 por ciento del PIB de México. Cuando inició el acuerdo comercial tenía una participación del 1.9 por ciento.

De acuerdo con el estudio “Estadísticas a propósito de…la Industria automotriz” del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 1993 había instaladas 10 plantas de cinco marcas diferentes; en 2015 ya había 18 plantas de ocho marcas diferentes y en el período 2017 a 2019 se tienen planeados otros seis proyectos, de los cuales cuatro son de empresas no estadounidenses.

Distintos analistas perciben que el problema de la industria automotriz en México es su dependencia elevada del mercado estadounidense, de ahí la alerta de que la cuarta ronda de renegociación se centre en este sector.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), al cierre de 2016 el 86 por ciento de las exportaciones se concentró en el área de América del Norte. En 2013 la participación era del 76 por ciento.

El mercado estadounidense concentró 77.1 por ciento de las exportaciones de vehículos colocándose como el tercer exportador de automóviles hacia los Estados Unidos, y es el primer proveedor de camiones y de autopartes.

En el mes de septiembre, la producción de vehículos de México subió un 7.7 por ciento a tasa interanual, mientras que las exportaciones escalaron un 15.0 por ciento, ambas a cifras récord.

Las ensambladoras establecidas en México fabricaron 307 mil 174 vehículos ligeros y exportaron 270 mil 899 unidades en el noveno mes del año, publicó la AMIA.

Los envíos a Estados Unidos aumentaron un 7.8 por ciento, en tanto que a Canadá crecieron un 9.2 por ciento, en cifras interanuales.

La AMIA agrupa a las unidades en México de las estadounidenses Ford y General Motors; las japonesas Honda, Mazda, Nissan y Toyota; la alemana Volkswagen, y la italiana Fiat, que controla a Chrysler.