ONG ponen rostro a 31,968 personas desaparecidas en México

b_400_200_16777215_00_images_mexico_noviembre_Desaparecidas-mx33f.jpg

Ciudad de México (Expansión).- El colectivo Data Cívica presentó este lunes una plataforma que pone nombre y apellido a 31,968 personas desaparecidas en el país, en un esfuerzo que —a decir de sus promotores— busca devolver su identidad a quienes están lejos de sus familias, y evitar que sólo sean cifras en un portal de información gubernamental.

"Estamos regresando el nombre a todos los desaparecidos que ya lo tenían", dijo Mónica Meltis, directora ejecutiva de Data Cívica, durante la rueda de prensa en la que se dio a conocer la herramienta personasdesparecidas.org.mx.

Para elaborar las fichas sobre los desaparecidos, Data Cívica recopiló información oficial y la cotejó con otros registros, con lo que logró identificar a 31,968 altas de las 32,277 que hay en el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED).

Lee: México destina 468.9 mdp para arrancar la ley contra la desaparición de personas

El proyecto, en el que también participaron otras organizaciones civiles y colectivos de familiares de personas desaparecidas, busca poner rostro a este sector y que se puedan contar sus historias.

"En México, los nombres de las y los desaparecidos no son públicos. No sabemos quiénes son, cómo son, ni cuáles son sus historias. Este es un ejercicio que los nombra para poder convertir cifras en personas. #PersonasNoRenglones", dice la página, disponible para cualquier usuario.

La elaboración de la plataforma implicó cotejar información del padrón de beneficiarios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) o del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que son públicos, con los datos del RNPED. A partir de ello, se fueron encontrando coincidencias y se dio identidad a la mayoría de los desaparecidos.

Meltis detalló que la herramienta sólo incluye las desapariciones del fuero común, pues las del fuero federal sí tienen nombre en el RNPED.

El caso más reciente, de acuerdo con la plataforma, es el de Elezar Efraín Hernández Trejo, un joven de 15 años, 1.67 metros de estatura, una cicatriz en la pantorrilla y quien desapareció en Querétaro.

En la conferencia de este lunes estuvo Bertila Beltrán, madre de Alejandra, una joven que desapareció en 2009 y años después fue encontrada muerte en una fosa, aunque sigue apareciendo en el RNPED. Situaciones como ésta, consideró la mujer, demuestran que se requiere una base de datos confiable y actualizada para que todos los desaparecidos puedan ser buscados, y que sus casos sean investigados.


Para los activistas, este esfuerzo no solamente sirve para que los desaparecidos tengan rostro y dejen de ser un "renglón", sino para que se busque justicia y se pueda dar seguimiento concreto a cada caso.

"Esta base de datos permite superar las dificultades de información sobre personas desaparecidas", dijo Humberto Guerrero, de Fundar.

Santiago Aguirre, del Centro Prodh, señaló que algunas peticiones de familiares son que exista una base de datos confiable, que se realice una búsqueda de personas sin despilfarro de recursos y que se destine el suficiente dinero a esta tarea.

Los activistas consideraron que contar con una base de datos confiable es necesario para estimar la magnitud real del problema en el país.

Meltis adelantó que el colectivo también hará una base de datos con las personas que ya no están en el registro —es decir, ya localizadas—, y pidió a los familiares de víctimas buscar en la plataforma para proporcionar sus fotos y que las fichas estén completas.