Ciudad de México.- Carlos Loret dio a conocer en su columna de El Universal cómo vivía el ex gobernador de Quintana Roo en Miami, Florida.

En una foto en la que se le captó desayunando, el priista tenía puesto un reloj de un precio superior a los 200 mil dólares.

El diario hizo una serie de conversiones para saber qué se podría comprar con ese reloj de carbón y oro rosado de la marca Richard Mille:

El relojito de Borge podría cambiarse por 212 teléfonos X de Apple, que tienen un costo de 23 mil 499 pesos.
Con el precio de esa joya se podrían comprar un millón de boletos del Metro, que cuestan 5 pesos cada uno.

El Universal calcula que con esos boletos se pueden hacer viajes de ida y vuelta por mil 369 años.

Además, calculó que si el valor de la pieza de relojería sirviera para ir al mundial de futbol en Rusia, al partido de la final, podrían ir 22 personas, contando que el boleto en categoría 1 tiene un costo de 66 mil rublos, unos 222 mil pesos mexicanos.
También se podrían comprar 3 autos Audi RS7 con un costo de un millón 456 mil 800 pesos.

Se pueden hacer 82 viajes de ocho días a Cancún en el Hotel Hyatt Zilara Cancún Adults Only All Inclusive con un costo por cada semana de 60 mil 697 pesos. Es el precio de una persona. Si vas acompañado serían sólo 42 viajes, que incluyen avión, hotel, impuestos y otros cargos.

Eso es lo que traía en su muñeca izquierda el ex gobernador priísta, Roberto Borge, uno de los más emblemáticos miembros del Nuevo PRI.

Con información de El Universal