El Mundo

El Mundo

El líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-un, tuvo ayer un gesto pacifista y para muchos histórico