fbpx

El Mundo

El Mundo

Texas (El País).- Fue una noche de insomnio. Texas amaneció este sábado con cientos de miles de personas sin electricidad tras la llegada a tierra del huracán Harvey con categoría 4 y vientos de más de 200 kilómetros por hora. Tras tocar tierra, la intensidad del huracán bajó a categoría 1. Pero el peligro no ha pasado. Se prevé que deje varios días de lluvias torrenciales que provocarán inundaciones. Las autoridades advirtieron a la población que el peligro no ha pasado y urgieron al público a mantenerse informados.