Los hoy sentenciados interceptaron el vehículo donde iban las víctimas y las trasladaron al motel denominado “Las Pitayas” en el municipio de Ocozocoautla; inmediatamente después solicitaron 5 millones de pesos de rescate.

La Fiscalía General del Estado (FGE), a través de la Fiscalía en materia de Secuestro, logró sentencia condenatoria de 110 años de prisión en contra de Luis “N”, Víctor “N” y José Ignacio “N”, luego de que se comprobara su responsabilidad en el delito de secuestro agravado en agravio de María de los Remedios Jiménez Gordillo y su hija María Virginia Morales Jiménez acontecido el 19 de julio de 2013.

Los hoy sentenciados interceptaron el vehículo donde iban las víctimas y las trasladaron al motel denominado “Las Pitayas” en el municipio de Ocozocoautla; inmediatamente después solicitaron 5 millones de pesos de rescate.

Posteriormente las sacaron en una camioneta Ford tipo Ranger y las llevaron a un predio ubicado sobre el camino que conduce al lugar denominado El Aguacero, donde las privaron de la vida y las aventaron a un barranco, donde los cuerpos fueron encontrados.

Después de que la autoridad jurisdiccional analizara todas las pruebas presentadas por el fiscal del Ministerio Público, determinó sentenciar a los imputados a una pena de 110 años de prisión, misma que compurgarán en el Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados número 14 El Amate, ubicado en el municipio de Cintalapa.

La Fiscalía General del Estado, que encabeza Jorge Luis Llaven Abarca, reitera su compromiso con la sociedad para fortalecer el Estado de derecho y garantizar que no habrá impunidad a ningún acto de violencia en Chiapas.

Cabe resaltar que estos temas se han atendido de manera eficaz en la mesa de seguridad que encabeza todos los días el gobernador Rutilio Escandón Cadenas en Palacio de Gobierno, junto con autoridades federales, estatales y municipales, con el fin de fortalecer el Estado de derecho y garantizar la seguridad jurídica y la paz en todo el territorio estatal.