Organizaciones estiman que son 50 mil migrantes lo que están varados en la ciudad

Migrantes que llevan meses varados en Tapachula y que les han negado su refugio en más de dos ocasiones, se sumarán a la caravana que empezó a salir de Honduras en busca de llegar a los Estados Unidos.

José Luis Mendoza, originario de San Pedro Sula, Honduras, mencionó que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) le ha negado en tres ocasiones asilo en el país, por lo que prevee unirse a la caravana si pasa por esta ciudad.

Expuso, que sus familiares le mencionaron de la caravana que está saliendo de su país y que podría ingresar a esta ciudad en los próximos días, en donde lleva un año sin poder legalizar su instancia en México.

“Ya me comentaron de esta caravana y algunos familiares se van a unir por la falta de empleo, pero principalmente por la inseguridad que se vive en el país, ahí te matan en cualquier momento sin estar en ningún problema”, comentó.

El migrante 26 años, refirió que el sueño de la mayoría de los centroamericanos es llegar a los Estados Unidos para poder trabajar y ayudar a sus familiares que se quedan en Honduras con la esperanza de que puedan sacarlos adelante.

“Haz de cuenta que de un 100 por ciento un 75 va para los Estados Unidos y un 25 ya se está quedando en México porque hay trabajo, pero más adelante, acá en Tapachula no hay”, abundó.

Aseguró que los migrantes que están apunto de terminar su proceso de regularización no se moverán con la caravana, pero quienes no tienen nada y les han negado el asilo se incorporarán al éxodo migrante.

Estéfani N, dijo que ella está esperando la caravana para poder llegar a la frontera norte y buscar asilo en los Estados Unidos, ya que en su país y México corre peligro su vida.

“Por la falta de empleos y la tardanza de poder legalizarse en México muchos migrantes no quieren estar en Tapachula, acá hay mucha gente de varios países, las rentas son muy caras y el trabajo es mal pagado”, expresó.

Explicó, que todo migrante que sale de su país de origen su meta es llegar a los Estados Unidos, porque allá tienen familiares que los pueden pedir, hay más empleos y se gana mucho mejor que en México.

Finalmente, mencionó que salió de Honduras hace más de siete meses con el sueño de reunirse con sus familiares que ya la esperan en el país de las estrellas y que no importe el tiempo que le lleve pero se reunirá con ellos.

 

Con información de Heraldo de Chiapas