En un caso sin precedente, la Fiscalía de Periodistas de Chiapas logró la vinculación a proceso de un representante popular, denunciado por ejercer violencia política de género, quién agredió a un periodista de la región Norte de Chiapas.

En un evento social, José Guadalupe Reyes Osorio, síndico suplente, agredió y amenazó de muerte al comunicador Moisés Sánchez Montes, luego de que éste criticara que ejerce funciones de alcalde aún cuando su esposa es quién ganó la elección popular en el municipio de Ixtapangajoya.

El fenómeno conocido como “Juanita” se da cuando, por exigencias de la ley electoral, se postula a una mujer para un cargo de elección popular y, tras su triunfo, no ejerce el poder sino su cónyuge o familiar varón cercano, lo que constituye un evidente fraude a la ley.

Los hechos se registraron el pasado 09 de junio del 2019, cuando un grupo de periodistas de la región norte del estado se encontraban cubriendo una cabalgata convocada por el municipio de Ixtacomitán, en el Balneario “Rio Blanco”, evento donde el síndico suplente, José Guadalupe Reyes Osorio, le propinó un golpe en el rostro al comunicador Moisés Sánchez Montes, para luego amenazarlo de muerte por publicaciones en contra de la alcaldesa de Ixtapangajoya, Susana Isidro Cadena, de quién el agresor es esposo.

Tras la denuncia y luego de un proceso en el que la línea de investigación primordial fue el de la libertad de expresión y que consistió en protección a la integridad de la víctima, análisis de contexto, entrevistas a testigos, dictámenes periciales de lesiones, bajo el Protocolo Homologado  de Investigación de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, se logró acreditar que la víctima sí ejerce actividades consistentes en recabar, generar, procesar, editar, comentar, opinar, difundir, publicar o proveer información a través de diferentes plataformas de información digital y que la agresión deviene en razón del ejercicio de estas actividades propias de un periodista y en el ejercicio de su derecho a la libertad de expresión.

Con fecha 13 de enero del 2020 se llevó a cabo la audiencia inicial ante el Juzgado de Control y Enjuiciamiento del Distrito Norte del Estado, en la que los responsables de la investigación de la Fiscalía de Periodistas, lograron acreditar que la agresión se derivó del ejercicio periodístico y el derecho a la libertad de expresión de la víctima y la posible participación en el hecho delictivo del imputado, por lo que el Juez de Control otorgó a la Fiscalía de Periodistas el auto de vinculación a proceso y ordenó la imposición de medidas cautelares consistentes en la presentación periódica del imputado al juzgado y la imposibilidad de acercarse a la víctima durante el proceso penal.

Este auto de vinculación representa un precedente en materia de investigación de estos tipos de delitos, y aunque  Chiapas se encuentra por debajo de la media nacional en incidencias de delitos cometidos contra la libertad de expresión, es  importante señalar que el avance en las investigaciones judiciales de la Fiscalía de Periodistas representa fundamentalmente la voluntad  para cerrar la brecha de la impunidad que impera en el Estado Mexicano.

 

Con información Chiapas 247