Docentes y padres de familia de la escuela Primaria Juan Benavides de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, construyeron un domo ecológico para que los alumnos puedan resguardarse de las altas temperaturas.

Luego de hacer la solicitud a las autoridades correspondientes sobre la necesidad de la construcción de un domo y no tener respuesta positiva, decidieron iniciar con este proyecto, que además es amigable con el medio ambiente.

El domo fue construido con mil botellas de PET y con alrededor de 10 kilos de alambre de acero inoxidable; los padres de familia ayudaron a hilar las botellas y así lograr la construcción del techo ecológico y económico.

Debido al éxito obtenido, a lo económico, ecológico y útil, ya hay otras escuelas más que se han acercado para pedir asesoría y elaborar sus propios domos con material reciclado, una muestra más de que el cambio se puede lograr iniciando con acciones sencillas.