Integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) denunciaron que la noche del pasado miércoles el grupo paramilitar “Los Petules” agredió con disparos el hogar de sus compañeros de la comunidad de Río Florido, municipio de Ocosingo.

“Los paramilitares transitaban sobre la carretera que comunica San Cristóbal de Las Casas y Ocosingo, se pararon en la entrada principal de la comunidad y realizaron disparos con armas de fuego”, dieron a conocer este jueves a través de un comunicado.

Explicaron que en un primer momento pasaron, sin respetar los topes y señalamientos viales, tres camionetas tipo RAM doble cabina, color blanco, las cuales se han visto en otras ocasiones patrullando a la altura de San Agustín, donde habitan militantes del FNLS.

Aproximadamente diez minutos después pasaron los paramilitares en una unidad Tsuru color rojo, con dirección San Cristóbal-Cuxulja; al pasar por la entrada de la comunidad de Río Florido se detuvieron por un instante y comenzaron a disparar hacia las casas de sus compañeros, “agresión que no cesó hasta que llegaron a la altura del puente conocido como La Florida, ubicado a unos 300 metros de la entrada principal de Río Florido”.

A la vez, “continúa la amenaza por parte de Los Petules de detener a nuestros compañeros de la comunidad de San Agustín, sean hombres, mujeres, niños o ancianos, así lo manifiestan e informan en las comunidades aledañas, con la intención de intimidar y sembrar el terror”.

Además citan que estos continúan con patrullajes en el tramo Cuxulja-Altamirano, en compañía de las unidades tipo RAM color blanco; los paramilitares se desplazan en Tsurus rojos, portando armas de fuego de uso exclusivo del Ejército y amedrentando a la población, cobrando cuotas a todos los que pasan por la carretera a la altura de su campamento paramilitar.

De estos hechos y agresiones responsabilizan al gobierno municipal de Ocosingo que encabeza Jesús Oropeza Nájera, entre otras autoridades.

 

Con información cuarto poder