Chiapas

La última actualización sobre las consecuencias económicas que ha dejado el Covid-19 en la parte empresarial, indican que tres mil unidades económicas se fueron a la quiebra, sin embargo, los empresarios que pudieron rescatar a sus empresas han registrado un porcentaje considerable de comensales en los establecimientos, comentó Guillermo Acero Bustamante, presidente en Chiapas de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Entrevistado sobre el tema, detalló que varios socios intentaron abrir en la nueva normalidad con semáforo naranja, sin embargo, no recibieron tantos clientes, tampoco alcanzaron su punto de equilibrio e incurrieron en más gastos, situación que los obligó a cerrar de forma permanente.

Lo lamentable de estos cierres, dijo, es que cada unidad económica tenía un promedio de 10 personas contratadas, es decir, 30 mil trabajadores se quedaron sin el sustento familiar y se convierte en la parte económica más preocupante para todo el estado.

Lo que espera el sector empresarial, explicó, es que a la brevedad Chiapas alcance el semáforo amarillo, ya que en ese momento estarían en condiciones para recibir a más comensales en los restaurantes y, en consecuencia, generar más ingresos para la recuperación económica.

En estos momentos los restauranteros tienen permitido el ingreso del 50 por ciento del aforo para cuidar la salud y evitar la cadena de contagios entre la población; al principio no llegaban al 20 por ciento y no tenían recursos para cubrir los gastos básicos.

No obstante, seguir los protocolos de la Secretaría de Salud, resaltó, ha permitido que la población cada día que pasa llegue con más confianza a los establecimientos y han alcanzado porcentajes del 40 por ciento de aforo en los negocios y el recurso generado permite cubrir la nómina, seguridad social y hasta deudas que quedaron pendientes.

De acuerdo con los reportes que tiene la Canirac, en los restaurantes ya se reportó el ingreso de turistas nacionales, aunque los extranjeros aún no están llegando.

Acero Bustamante exhortó a la población a que no entre en una etapa de relajamiento o de abusos en sus actividades, pues hacerlo podría devenir en un rebrote que se puede traducir en más contagios, defunciones y daños a la parte económica; como referencia, dijo, Puerto Arista el fin de semana pasado estuvo lleno aun y cuando todavía no se recomienda actividades masivas

 

Con información cuarto poder