Junto a estas dos funcionarias, el alcalde Unión Juárez, Doni Alan Verdugo Aguilar, quien tampoco ha podido abandonar esta sede

Fuentes al interior de la presidencia municipal de Unión Juárez, confirmaron que siguen sin poder salir de este edificio 26 personas, entre las que figuran dos funcionarias de alto mando pertenecientes al Instituto Nacional de Migración (INM).

Las dos trabajadoras del sistema federal son Paola López Rodas, subdelegada federal zona sur del INM; así como Damaris Farelas, subdirectora general de la dirección general de OPI’S, un departamento de oficiales de protección a la infancia en el grupo Beta.

 

Junto a estas dos funcionarias, el alcalde Unión Juárez, Doni Alan Verdugo Aguilar, quien tampoco ha podido abandonar esta sede. Según relatan los empleados municipales a Diario del Sur, los pobladores molestos han impedido el acceso de comida y bebidas este jueves, para ejercer más presión a las autoridades migratorias.

“Lo que quieren los pobladores es que venga el delegado de Migración, Aristeo Taboada, para dialogar sobre el problema del albergue a construir, pero han dicho que por motivos de seguridad no se acerca a la zona”, señalaron.

Los inconformes marcharon este miércoles y tomaron la alcaldía, el repudio a un albergue que se construiría en esta población para atender a migrantes y niños hondureños. La protesta se intensifica al pasar de las horas, mientras que al interior de palacio municipal, los trabajadores encerrados comienzan a desesperarse ante la falta de alimentos.

El INM no ha atendido de lleno esta situación y en el sitio sólo se encuentra una representación del gobierno estatal, sin que hasta ahora se pueda resolver el conflicto con los lugareños. Al sitio se han movilizado elementos del la Guardia Nacional, pero poco se puede hacer porque los enfadados pobladores también han bloqueado el acceso a esta cabecera municipal.

 

 

Con información heraldo de chiapas