Al tocar tierra en India y Bangladesh, el fenómeno meteorológico dejó al menos 9 muertos y severos daños

Un potente ciclón golpeó ayer el este de India con fuertes lluvias, vientos y olas, mientras millones de personas fueron evacuadas de ahí y de la vecina Bangladesh, causando la muerte de al menos nueve personas.

El Departamento Meteorológico de India señaló que el ciclón Amphan comenzó a avanzar tierra adentro, tras varios días fortaleciéndose en la Bahía de Bengala, hasta convertirse en una de las tormentas más fuertes que azota la región en una década.

Funcionarios de los estados indios de Odisha y Bengala Occidental dijeron que los poderosos vientos arrancaron tejados, sacaron árboles de raíz y doblaron postes de electricidad, afectando al suministro eléctrico en algunas áreas.

En Bangladesh, el ministro encargado de la gestión de desastres, Enamur Rahman, dijo que cerca de 2.4 millones de personas en los distritos más vulnerables fueron enviadas a más de 15 mil refugios.

Ha sido un reto evacuar a personas manteniendo la distancia (en el marco de la emergencia por coronavirus). Hemos duplicado el número de centros para ciclones para asegurar la distancia segura y la higiene”, aseguró Rahman.
El gobierno bangladeshí confirmó la muerte de seis personas, debido a la caída de varios árboles a causa de los fuertes vientos y temen que la cifra mortal aumente, destacó la cadena CNA.

En el estado indio de Bengala Occidental, por otra parte, se constataron tres fallecidos debido al fuerte temporal.

Informaron que están acondicionando más refugios en mercados y edificios gubernamentales con dependencias preparadas para mantener la distancia social, al tiempo que se reparten cubrebocas a los afectados.

La policía de Bengala Occidental dijo que algunas personas se negaban a ir a los refugios por temor a infectarse del coronavirus.