* California es el tercer estado más importante de Estados Unidos por su tamaño, y el primero en términos de PIB.

California.- Ahí, más del 60 por ciento de los votantes –incluso más del 85 por ciento en San Francisco– apoyaron a Hillary Clinton. Por eso, tras la victoria de Donald Trump resurgieron los movimiento independentistas en ese estado.

Ahora, los californianos lanzaron una iniciativa que promueve la separación política de Estados Unidos y que busca llevar el tema hasta el referéndum, igual que lo hizo el Reino Unido con el “Brexit”.

Con el apoyo de figuras de Silicon Valley, el “Calexit” podría entrar en las boletas de votación del 2019.

Para este estado históricamente demócrata, y que votó mayoritariamente por Clinton, la idea de un Brexit a la californiana, o “Calexit”, está encendiendo el debate en las redes sociales, en donde ya circula una iniciativa para llevar a las boletas electorales del 2019 un referendo de separación.

Al estilo Brexit

En un momento en que los británicos negocian los términos de su Brexit y que tiene como objetivo distanciarse de las normas de la Unión Europea, para California, fomentar la inmigración es una oportunidad de conseguir más acuerdos comerciales.

El estado depende de entre un 25 a un 40 por ciento de la inversión extranjera, asegura Marcus Evans Ruiz, vicepresidente del movimiento “Sí California”, que aboga por la independencia del estado dorado.

Además, esta iniciativa no surge de manera gratuita y más bien se inscribe a una oleada de movimientos soberanos que han sido potencializados por el Brexit, por el movimiento separatista catalán y por la lucha de los nacionalistas escoceses, que pueden ser tomados como un modelo.

En ese sentido, según el FMI, California es el equivalente a la sexta potencia mundial, después del Reino Unido y por delante de Francia; y con 40 millones de habitantes, un referendo de independencia realmente podría cambiar las reglas del juego.

Repudio a Donald Trump

En marzo de este año, el gobernador de California, Jerry Brown bromeó con la idea de una presidencia de Donald Trump anunciando que “construiría un muro para proteger al estado de la corriente política del candidato”.

“Si Trump es elegido tendremos que construir un muro alrededor de California para defendernos del resto del país”, bromeó Brown, añadiendo: “aunque a nosotros no nos gustan los muros, preferimos construir puentes”.

Brown ha sido un gran defensor de la revisión del sistema de inmigración, e incluso se le han concedido derechos adicionales a los inmigrantes indocumentados residiendo en su estado.
“Algunos de estos ancianos blancos del gobierno deberían de reconocer que el sistema de pensiones colapsaría si no tuviéramos un montón de gente joven viniendo a este país a trabajar y especialmente a este estado”.

El inversor de capital de riesgo y co-fundador de Hyperloop, Shervin Pishevar, aseguró estar dispuesto “a ayudar a California a separarse de Estados Unidos para superar la presidencia de Donald Trump”.

Con información de