fbpx

El Mundo

El Mundo

Estados Unidos (El País).- La tormenta Harvey, una de las más devastadoras de la historia de Estados Unidos, ha entrado en Luisiana tras sembrar el caos en el vecino Estado de Texas, donde ha provocado 30 muertos, la evacuación de más de 30.000 personas y unas inundaciones, especialmente en Houston, de las que tardará al menos un mes en recobrarse. Y lo peor no ha llegado aún a las tierras texanas: este miércoles y jueves se esperan los picos de las crecidas de los ríos. Las lluvias torrenciales y los vientos huracanados de Harvey, mientras tanto, han tomado el camino de Nueva Orleans, la ciudad que el Katrina asoló hace 12 años y donde provocó 1.800 muertes.