fbpx

El Mundo

El Mundo

La crisis alimentaria hace estragos en la salud de los venezolanos, según revela una encuesta hecha por investigadores del país sudamericano. La mayoría ha reducido su talla y se acuesta con hambre. Un 64,3% reconoce haber perdido once kilos de peso en 2017. Las bolsas de comida que el Gobierno vende a precios regulados sólo llegan a 12,6 millones de personas, poco más de un tercio de la población.