fbpx

Areópago

El Mundo

Colombia.- En el año 2000, Colombia vivió una de las masacres más aterradoras de su historia. Una niña de seis años y una mujer de 65 se contaron entre las 61 víctimas que dejó la incursión armada de 450 hombres a El Salado, un pueblo en el norte de Colombia. Torturaron, violaron, decapitaron. Fue una de las acciones más sangrientas de las Autodefensas Unidas de Colombia, el grupo paramilitar que se desmovilizó en el año 2006.